Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

jueves, 26 de marzo de 2009

/*...hacia el fin del miedo...*/

/Fue la fragorosa lucha de las madres, las abuelas, otros organismos de
derechos humanos, de las militancias políticas y sociales la que abrió
el paso a un inédito momento de ensanchamiento de los DDHH en nuestro
país. Esos combates desembocaron en contiendas judiciales pero se
desplegaron en modos plebeyos y callejeros. Los juicios hoy en curso
pueden serlo por la capacidad movilizadora y resistente frente al Orden
Establecido del terror de Estado y a los intentos de construcción de
hegemonía por parte de los sectores dominantes que promovieron, con
posterioridad a la dictadura, el olvido, la pacificación sin justicia,
amnistías, puntos finales e indultos. /

/ El “2° Prólogo” del Nunca Más, aparecido con la edición del texto
correspondiente al 30 Aniversario del golpe es el escrito que
institucionaliza banderas, ideas, sentimientos, legados que blandieron
las luchas populares de muchos años. Dice el texto: “Es preciso dejar
claramente establecido –porque lo requiere la construcción del futuro
sobre bases firmes- que es inaceptable pretender justificar el
terrorismo de Estado como una suerte de juego de violencias
contrapuestas, como si fuera posible buscar una simetría justificatoria
en la acción de particulares frente al apartamiento de los fines propios
de la Nación y del Estado que son irrenunciables”. La simetría
justificatoria reaparece una y otra vez encubriendo y disolviendo la
total responsabilidad de los terroristas estatales que deben ser
juzgados como únicos responsables de haber conducido planificadamente un
genocidio en Argentina, con el objetivo de “ disciplinar a la sociedad
ahogando en sangre toda disidencia o contestación”, como dice el prólogo
citado. Esos retornos perviven con tanta magnitud en su insistencia
ideológica que logran alimentar el discurso de políticos y de directivos
de organizaciones sociales y civiles. La lucha ideológica no ha acabado
y es necesaria la construcción de un relato histórico que cuente la
verdad, sin el cual la justicia no será hecha./

/ Sin excepción las conducciones de los centros de estudiantes
universitarios en las épocas predictatoriales hacían de la lucha
reivindicativa un baluarte de su actividad, se construían con la
autonomía como esencia y promovían articulaciones con las movilizaciones
de los trabajadores y el pueblo. Como retazo y tara del retroceso
cultural de la dictadura y de los intentos encubridores, cuya expresión
paradigmática es la teoría de los dos demonios, se leen expresiones
como: *“La dictadura militar no hizo más que profundizar infinitamente
lo que la triple A empezó. Una guerra sucia y desigual, contra las
organizaciones terroristas (principalmente montoneros y ERP) que
existían y llevaban a cabo atentados, en nuestro país”*; escritas en un
*impreso que circula con información valiosa para los estudiantes y que
referencia inequívocamente a la dirección actual del CECE* (Centro de
Estudiante de Ciencias Económicas). La expresión es tributaria típica de
la disolución de responsabilidades, los contrajuegos de la misma cumplen
el rol de no demarcar a los responsables del terror sistemático y
contraría, seguramente sin conocerlo, *al Prólogo citado que sostiene:
“El terrorismo de Estado fue desencadenado de manera masiva y
sistemática por la Junta Militar a partir del 24 de marzo de 1976,
cuando no existían desafíos estratégicos de seguridad para el statu quo
, porque la guerrilla ya había sido derrotada militarmente*”./

/ El CECE es una organización gremial estudiantil cuya historia y
sentido no reporta a un corte generacional sino a distintas experiencias
de época que fueron construyendo una identidad. Fernando Sánchez, uno de
los compañeros detenidos-desaparecidos supo ser su vicepresidente,
muchas de sus conducciones se construyeron en la clandestinidad y
soportaron la represión de distintas dictaduras. La inusitada,
antidemocrática y falsa responsabilización a “tomas, cortes, etc como
camino sin retorno a la violencia de hecho” es irrespetuosa y ofensiva
respecto de valientes y, muchas veces, heroicas actividades de los
centros estudiantiles con numerosas militancias y magrísimos recursos,
cuyos puntos más altos fueron tomas de facultades con resistencia a la
violencia policial de gobiernos autoritarios para defender lo que era
justo. /

/ Los firmantes rechazamos por falsas y regresivas las afirmaciones que
pretenden vincular el desencandenamiento de la violencia estatal con el
despliegue de luchas reivindicativas, populares, sociales. Estos
engendros argumentativos persiguen el objetivo de amedrentar a la
ciudadanía haciendo presente, ahora en forma fantasmática, al mismo
terror de Estado para que la memoria de sus efectos inhiba la lucha
contra las injusticias del presente. /

/ Para reafirmar consecuentemente los objetivos Memoria, Verdad y
Justicia invitamos a toda la comunidad de la facultad y, especialmente,
a los familiares y amigos de los compañeros detenidos-desaparecidos de
la facultad, recordados por nuestra placa de la rotonda, a concurrir al
acto del 17/04/09 a las 19 hs convocado por la "*Comisión para la
reconstrucción de la Memoria de la Facultad de Ciencias Económicas".*/

para todo/as: se puede adherir en:

comision@podereconomicoyddhh
Publicar un comentario