Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

viernes, 9 de marzo de 2012

La Reforma de la Carta Orgánica del BCRA: de 1992 a 2012.

Porque ahora el BCRA no tendrá solo un objetivo sino que tendrá múltiples objetivos que generan las condiciones necesarias que posibiliten alcanzar el pleno empleo y "desarrollo económico con equidad social".


La nueva ley elevada al congreso de la nación que está siendo presentada por la presidenta del BCRA dice que:
"El propósito de la reforma es dotar al BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA de las atribuciones necesarias para que, son su actuar, contribuya a la estabilidad monetaria, y financiera y al desarrollo económico". Esto dado el contexto de crisis financiera 2008 que fue  denomino en la reunión del G-20 como "anarcocapitalismo" haciendo referencia a la influencia que tiene el poder financiero sobre otros sectores económicos en distintos países.
"Entre 2008 y 2010 se modificaron, por ejemplo las leyes que regulaban el accionar de los bancos centrales de Canadá, Chile, Ecuador, Francia, Alemania, Brasil, India, Inglaterra, España, EUA, Uruguay, Rusia y del Banco Central Europeo". Se precisa apuntar y promover la economía real y regular el sistema financiero. La reforma de 1992 produjo "un divorcio definitivo de las esferas monetarias y cambiaría respecto al devenir de la economía real, donde la emisión monetaria sólo podía efectuarse contra el ingreso neto de divisas". Por ello es preciso "recuperar la soberanía monetaria y cambiaria". Dada estas razones, el BCRA debe recuperar "su rol histórico en la promoción del crédito productivo que constituye una función estratégica tanto para garantizar la estabilidad monetaria como para sostener el crecimiento económico y propender al desarrollo y la plena ocupación de los recursos de la economía". Los datos macroeconómicos actuales marcan la necesidad de modificar algunos conceptos de la carta orgánica "Entre los conceptos cuya modificación se propicia se encuentra la obligación de mantener una relación rígida entre la base monetaria y la cantidad de reservas internacionales, concepto que demostró sus ineficacia ante la crisis de 2001 y que, por cierto, dejo de utilizarse en el mundo luego del abandono hace años del patrón oro o sus sucedáneos".
Le corresponde al "Directorio del BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA la determinación del nivel de reservas necesarios para llevar adelante la política cambiaria, sujeto a la evolución de las cuentas externas, quedando el resto de ellas como reserva de libre disponibilidad".
Se reemplaza el esquema de metas de inflación y se "propone reemplazarlos por la obligación del Directorio del BANCO CENTRAL de realizar las estimaciones anuales necesarias para llevar adelante en forma consistente las políticas que le competen". Se amplía el marco regulatorio dada la elevada interconexión entre, el sistema financiero, y sus efectos sobre la estabilidad financiera y la economía real. Para dicha regulación del sistema financiera y bajar la desconexión mencionada, "se elimina la condición de órgano desconcentrado de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarías y se otorgan mayores facultades al Directorio y a la Presidenta". Esto significa que estará bajo la órbita del BCRA -y permitirá en el caso de necesidades transitorias de liquidez tiene la capacidad de otorgar el apoyo necesario-; "esta modificación propende al mencionado equilibrio entre lo real y lo financiero, promoviendo la coherencia de las políticas de crédito, cambiarías y monetarias".
Estas modificaciones vienen en relación al momento histórico que se está atravesando donde la entidad principal del sistema financiero debe estar a la altura de las circunstancias centrando sus múltiples objetivos: estabilidad monetaria y financiera con desarrollo económico y equidad social. En síntesis, un Banco Central al servicio del pueblo y su bienestar social.
Mattos Ernesto, Economista del CEMOP-UPMPM y de la Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche.
Publicar un comentario