Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

martes, 12 de octubre de 2010

Cuidar producción y empleo.

Por Rodrigo López *

* CEFID-AR y Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche FCE-UBA.

En el debate reciente sobre los objetivos del Banco Central existe un posicionamiento ideológico y dogmático que pretende mantener la ley vigente amotinándose tras el único objetivo cavallista de mantener el valor de la moneda. La experiencia nacional e internacional lo desacredita al punto de que si pedimos que muestren las cartas se van al mazo.

En las últimas Jornadas Monetarias del Central su presidenta indicó que el Banco Central de la India compartía el mismo aniversario que nuestra institución. Ese dato se condice con la denuncia de Scalabrini Ortiz sobre la política británica en el Río de la Plata: Otto Niemeyer vino de Inglaterra para redactar la primera carta orgánica donde no había mención al nivel de actividad, salvo en lo que atiende a regular los afectos de los empréstitos públicos sobre las actividades comerciales. Se agradecieron sus servicios, pero la definición de la mano pasó a Raúl Prebisch. Así, la primera Carta Orgánica de 1935 dice al respecto: “Concentrar reservas suficientes para moderar las consecuencias de la fluctuación en las exportaciones y las inversiones de capitales extranjeros, sobre la moneda, el crédito y las actividades comerciales, a fin de mantener el valor de la moneda”. Fue una clara jugada de Prebisch, preocupado desde sus épocas de estudiante por las consecuencias internas provocadas por los desequilibrios en el balance de pagos. En el segundo artículo se establece algo razonable, como acompañar el volumen de los negocios: “Regular la cantidad de crédito y de los medios de pago, adaptándolos al volumen real de los negocios”.

Ver nota completa: cuidar producción y empleo

Publicar un comentario