Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

martes, 12 de octubre de 2010

Opiniones sobre el camino de la desextranjerización.

ANDRES ASIAIN
Economista, Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche - FCE UBA.

“Hay medidas posibles”

“El marco de la desnacionalización de la economía argentina es reversible. Hay medidas posibles. Los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI) que firmó el menemismo y que introducen al Ciadi, están vencidos y sólo se requiere su denuncia por el Congreso para su derogación (de lo contrario se renuevan automáticamente). Los TBI chocan con algunos avances recientes como ciertas regulaciones que impone la nueva ley de medios audiovisuales sobre contenidos nacionales y locales de la programación, ya que éstos prohíben el trato nacional en cuestiones de negocios, entre ellos el mediático. No debe olvidarse que la ley de inversiones extranjeras es otro de los rezagos de la última dictadura y que debe derogarse dentro de un mismo paquete con la ley de entidades financieras. En otros aspectos, el capital extranjero en Argentina se formó capitalizando a favor del extranjero el trabajo de los argentinos. En este sentido, la razón de la extranjerización no se encuentra en nuestra incapacidad de generar ahorro por ser pobres, en la escasez de divisas ni en el retraso tecnológico. Por lo que se ve, en todos estos ámbitos la contribución del capital extranjero fue negativa, redujo las oportunidades de inversión para el capital nacional y originó una sangría neta de divisas por el pago de intereses, utilidades, dividendos. También desmanteló los incipientes centros de producción tecnológica internos reemplazándolos por importaciones de las casas matrices. En definitiva, la extranjerización es en gran parte consecuencia de la apuesta a favor del capital extranjero de la dictadura y el menemismo que introdujo a la economía local en la cadena infinita del interés compuesto reproduciendo exponencialmente nuestra dependencia. Es, principalmente y por sobre todas las cosas, un tema financiero. De ahí que la importancia de reconstruir un sistema de crédito interno –que se debatió incipientemente este año– como condición para poder disputar el control de la propiedad al capital extranjero. Pero si no se modifica la legislación del capital extranjero y no se recrea un sistema interno de crédito, la extranjerización seguirá reproduciéndose a sí misma.”

Publicar un comentario