Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

martes, 4 de marzo de 2014

En Página/12. Temas de debate: Como se relacionan los países de América Latina con China.

La relación con el gigante asiático.
 
En los últimos años se reconfiguró el comercio internacional y se incrementó el nivel de precios de los commodities dada la demanda de la modernización en China. Cómo impacta la estrategia de desarrollo de ese país en la economía mundial y particularmente en Sudamérica.
 
El socialismo de mercado

Por Martin Burgos.

Las últimas decisiones del politburó de China han dado lugar a numerosas interpretaciones sobre la estrategia de desarrollo de ese país, y sus posibles repercusiones sobre la economía mundial. La principal discusión parece centrarse en el carácter de esas decisiones, en particular si constituye una transición hacia un modelo capitalista liberal. Esta es una oportunidad para ofrecer una perspectiva de largo plazo sobre el modo de desarrollo chino, cuya complejidad no puede captarse cabalmente con la mezcla de apertura neoliberal con filosofía oriental que suele difundirse al respecto. Esa interpretación deja de lado aspectos importantes del sistema económico chino, que configuran lo que se denomina “socialismo de mercado”.
Los cambios graduales que vienen generándose desde 1978 son en primer lugar cambios institucionales que operan sobre una economía planificada, muy poco monetarizada y de carácter paramercantil, heredada de la etapa maoísta. La unidad de análisis de la economía China hasta la década del 80 era la “unidad de trabajo”, una fábrica-hogar, en la cual la fábrica le aseguraba al obrero educación, salud, restauración, y un salario directo mínimo, en contraparte de su fuerza de trabajo. En ese esquema, el partido, los sindicatos, los cuadros altos, eran todos canales de disciplinamiento laboral orientado a lograr una productividad razonable.
El objetivo de las reformas fue autonomizar las empresas estatales otorgándoles personalidad jurídica en el marco de un naciente derecho privado. Y allí radica una de las claves para entender la economía china actual: la “privatización” de la economía no es la venta del patrimonio público, sino solamente la concesión de la gestión de la empresa a un grupo privado. De esa manera, en 2005 se calculaba que la mitad de las empresas industriales del país eran de propiedad totalmente pública, y la otra mitad parcialmente pública. Esos espacios de acumulación privados sirvieron para fomentar las exportaciones de industrias ensambladas que le permitieron a China afirmarse en los mercados mundiales.


Publicar un comentario