Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

martes, 4 de marzo de 2014

En Tiempo Argentino: Una política para reducir los costos de transporte y comercialización.

Por Andrés Asiain.

La reciente aceleración de la inflación, especialmente en el rubro de los alimentos, ha puesto a los componentes de formación de los precios bajo la lupa de la sociedad argentina.
En esa búsqueda se ha revelado que en muchos casos los costos de transporte y comercialización son tan importantes como los de la materia prima y su elaboración. 
Una política que apunte a reducir el número de intermediarios entre el comienzo y el final de la cadena de producción y distribución puede contribuir a brindar un precio redituable a los productores, sin que ello signifique convalidar los abusivos precios que muestran las góndolas en los últimos meses.
En el caso de los alimentos, la concentración de la comercialización mayorista en un único mercado, si bien permite ciertas economías de escala, también encarece algunos costos de distribución y logística. Ello es especialmente cierto en localidades alejadas de dicho mercado, donde muchas veces las producciones de alimentos desde zonas cercanas recorren cientos de kilómetros hasta el mercado de Buenos Aires, para luego desandar el camino hacia la góndola de un supermercado del interior.
 

Publicar un comentario