Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 29 de agosto de 2016

En Radio Universidad Nacional de La Plata/Radio Gráfica: "Subsidios en Argentina: De grasitas y no grasitas"

Recientemente un informe del diario “Tiempo Argentino”, que sale los domingos, público un informe sobre el libro “La educación de la clase alta argentina. Entre la herencia y el mérito” de una investigadora del CONICET. Tiempo Argentino sabemos es una cooperativa que tiene un lema: “Dueños de nuestras palabras”. Haciendo honores a su lema justamente porque es dueño de sus palabras puede darle curso a un informe de estas características. No sólo difunde las palabras y conceptos para comprender la actualidad y construir una crítica acorde a estos tiempos.

Pero mejor comencemos por el principio, y nada mejor que tomar a Michel Foucault, en algunos pasajes de
su denominado libro “Las palabras y las cosas”, luego de quedarnos en la cabeza con ese cuadro de “Las Meninas”, cuyo “cuadro” podríamos tomarlo como “la foto” del origen social del gobierno actual y de clase social, basados en el informe publicado. Por lo tanto, repensemos lo que plantea Michel: “El mundo está cubierto de signos que es necesario descifrar y estos signos, que revelan semejanzas y afinidades, sólo son formas de la similitud. Así, pues, conocer será interpretar: pasar de la marca visible a lo que se dice a través de ella y que, permanecería como palabra muda, adormecida entre las cosas”. Tenemos que descubrir esa “palabra muda” que está en entre las cosas, una vez que la palabra deje de ser muda nos permitirá descifrar los signos de un proceso histórico como el que estamos viviendo. Como el conocer será interpretar, hagamos uso de la acción del conocer, el informe que público “Tiempo Argentino” muestra la clase social que hoy gobierna y que está “organizada territorialmente” en San Isidro, Recoleta o Belgrano donde se ha formado las familias patricias y de las nuevas familias ricas, obviamente influyen como clase en el espacio de circulación y encuentros, Adam Smith decía en “Teoría de las Sentimiento Morales” que la clase que dominante impone la cultura, por ende, los usos y costumbres. Lo que evidencia que si esta conformación de clase social, que hoy ocupa el gobierno, cree que la solución a los problemas sociales son el libre mercado, el individualismo disfrazado de emprendedurismo, o la desregulación económica, tratara de transmitir esas ideas de forma territorial y no territorial (lo no territorial son las redes sociales y medios de comunicación), bajo valores inmutables como: libertad; y tal vez hará mutable el orden social imperante, un ejemplo es la desocupación que paso del 5.9% al 9.3% lo cual implica una modificación en el orden social con sus consecuencias económico-sociales diversas, bajo la idea la libertad de precios, de capitales, de compra de dólares y de comercio exterior ¿No deberían evaluarse con tiempo cada decisión adoptada? [...]
Nota completa AQUI



                                                                                                                                                         Audio completo AQUI
Publicar un comentario