Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

jueves, 19 de julio de 2012

En el diario El Economista:

Las 3 preguntas: el mercado laboral: Opinan Kritz, Asiain y Delgado.


1. La economía se está desacelerando desde finales del año pasado. ¿Qué efecto está teniendo y cuáles tendrá en el mercado laboral?

Ernesto Kritz (E.K.), de Sel Consultores: Caracterizaría la situación actual como una en la cual el mercado ha dejado de crear empleo o, en todo caso, lo está haciendo en una proporción mínima. La ocupación está cayendo en sectores como la construcción y en otros que arrastran problemas hace ya un tiempo, como los frigoríficos, pero no es una situación generalizada. También hay algunas suspensiones en actividades afectadas por las trabas al comercio exterior, pero se están resolviendo o están en vías de hacerlo. Los mecanismos que están utilizando las empresas para ajustar sus costos laborales son básicamente dos. Por un lado, disminución de horas extra y, por otro lado, no reposición de las vacantes que se están produciendo. No hay destrucción de empleo significativa como la que se registró en 2008 y 2009. El año pasado, en la encuesta mensual que realizamos entre las firmas líderes, la proporción neta que esperaba incrementar su dotación era de 35%. Ahora, es casi nula: en junio, la proporción bajó a 2%.

Andrés Asiain (A.A.), del CEMOP: En primer lugar, la desaceleración no es general, sino que afecta a sectores puntuales, como el automotor, ligados al mercado de Brasil o a la construcción, por los desajustes temporales vinculados a las nuevas regulaciones del mercado de cambios. A su vez, la renegociación comercial al interior del Mercosur y el lanzamiento de los planes de financiamiento de la compra de viviendas probablemente reviertan varios de esos indicadores. El hecho de que las paritarias hayan cerrado con un aumento promedio del 24% muestra que la situación del mercado laboral no parece afectada por la crisis externa. Aun así, puede que se reduzca el número de horas extra y otros adicionales, pero hasta el momento no se perciben despidos de trabajadores y, de producirse, la experiencia de la anterior crisis internacional muestra que el Gobierno va a intervenir por todos los medios para evitarlos. El mercado informal podría verse más afectado si la desaceleración llega a generarse ya que ese segmento de los trabajadores no cuenta con la misma protección. Su incorporación al trabajo formal es una de las deudas pendientes luego de ocho años de crecimiento acelerado y obliga a repensar las políticas públicas que se realizaron en ese sentido.

Ricardo Delgado (R. D.), de Analytica Consultora: Empiezan a observarse fenómenos que no se veían desde 2009. El primer paso de ajuste del mercado laboral es el recorte de horas extra. También se ampliaron los sectores en los cuales las suspensiones son moneda corriente y empiezan, muy puntualmente todavía, a aparecer algunos despidos. Pero más allá de esta cuestión cíclica, y bastante obvia, hay un tema más estructural que es la demanda laboral. Esta demanda e incluso las de 2010 y 2011, que fueron años de crecimiento, están en niveles muy inferiores a los que había antes de la crisis de 2008-2009. La demanda laboral venía creciendo, cayó fuertemente en la crisis y, si bien luego volvió a crecer, no se recuperó a los niveles previos. De alguna manera, en 2010 y 2011 la Argentina se hizo más productiva en la producción de bienes y servicios por empleado ocupado. Lo cual genera otro desafío para el mercado laboral.
Nota completa aqui: Mercado Laboral.
Publicar un comentario