Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 18 de noviembre de 2013

En el diario La Capital: Economistas advierten que hay que frenar la pérdida de reservas.

El persistente goteo de las reservas internacionales del Banco Central genera preocupación entre los operadores económicos y sería uno de los principales frentes que buscaría resolver la...

El Banco Central sufrió ayer una caída de 113 millones de dólares en el volumen de sus reservas, que quedaron en 32.598 millones, según información oficial. De esta manera, en sólo dos días, la autoridad monetaria perdió 453 millones de dólares y el monto total de reservas se encuentra en el nivel más bajo desde enero de 2007. En lo que va del año, los recursos atesorados en el Central sufrieron una caída de 10.692 millones de dólares.
"La caída de las reservas es el principal problema de la economía en la actualidad. En la sostenibilidad del proceso económico, la merma de las reservas es el principal riesgo", sostuvo el economista heterodoxo Andrés Asiain.
Asiain, integrante de la Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche, emparentó el drenaje de las reservas de la autoridad monetaria directamente con el déficit energético y de otros sectores, como el automotriz y el electrónico, que necesitan dólares para pagar compras en el extranjero.
Comentó incluso que "la caída de reservas en un año" equivale a las importaciones de energía que Argentina debe realizar para satisfacer su demanda, tras haber perdido en 2010 su autoabastecimiento.
El economista Miguel Angel Broda, por su parte, advirtió que los riesgos de crisis aumentaron frente a la aceleración de la caída de las reservas y el desequilibrio fiscal. Sostuvo que "economistas de muy diferente cejo ideológico reconocieron la crisis del sector externo", después de que las arcas del Banco Central perdieran u$s 20.000 millones "desde el pico de enero 2011".
En este contexto, vaticinó "medidas parciales como encarecer el turismo o algunas importaciones", una vez que la presidenta regrese a la acción tras reponerse de su operación. "Podemos disminuir la sangría en un contexto de cepo", agregó, aunque planteó que el gobierno "no ha mostrado ningún esfuerzo de moderar el gasto".
 

Publicar un comentario