Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 4 de noviembre de 2013

Mito económico (Página/12-Cash): Libre comercio y especialización productivo.

Precios internacionales

Por Andrés Asiain y Lorena Putero

Los liberales argentinos suelen considerar a los precios internacionales como dioses a los que hay que someter la voluntad nacional. En base a ellos dictaminan la ineficiencia de la industria nacional y la necesaria especialización primaria de nuestra producción. También son ellos los que deben organizar la producción agropecuaria orientándola hacia los cultivos mejor pagos en el mercado mundial. Para ellos, los actuales precios de la soja, el maíz y el oro son una oportunidad histórica para integrarnos al mundo a través de una política de libre comercio con los países más desarrollados, como la que llevan adelante los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú).
Un punto pocas veces analizado es cómo se determinan los precios internacionales. Por ejemplo, el alza de las materias primas de los últimos años tiene como base la industrialización de China e India, la utilización de biocombustibles y la demanda especulativa. Es sabido que ni el gobierno chino ni el indio se caracterizan por su fe en el laissez faire. La utilización de biocombustibles es una política deliberada impulsada por los países desarrollados como alternativa a la utilización del contaminante, insumiso y cada vez más caro petróleo. La demanda especulativa de commodities se aceleró recientemente al ser tomada por los grandes jugadores de los mercados financieros como una alternativa frente a la debacle de los activos de riesgo de la economía norteamericana (crisis de las hipotecas). De esta manera, quienes se oponen a que el Estado interfiera las señales que envían los precios internacionales ponen por encima de la autoridad elegida democráticamente por los argentinos, la autoridad de los Estados chino, indio, de los países centrales o bien la de los especuladores internacionales.
 
Publicar un comentario