Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

viernes, 6 de junio de 2014

En Política Argentina: La vocación intervencionista británica: presupuesto militar

Por Ernesto Mattos.
 
En 44ta. la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la resolución favorable a las negociaciones por las Islas Malvinas fue aprobada por aclamación, tras una larga lista de voces en favor del proyecto.
La resolución fue aprobada por 22 naciones, menos Canadá. Dicha resolución complementa lo que espacios como la CELAC, Mercosur y UNASUR vienen proclamando, como necesario que se comience el dialogo sobre la cuestión Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, al que el Reino Unido ha desistido. Pero surge una pregunta necesaria en este contexto si Londres queda a 13.000 km de distancia de las islas ¿Porque hay tanto interés? Según la Revista Integración Nacional:
“Tiempo antes de la guerra de 1982, los ingleses, que años antes veían a Malvinas como un problema y se mostraban más proclives a una “salida conjunta” del conflicto, descubrieron que sería un mal negocio devolver las islas teniendo en cuenta que los estudios indicaban una potencialidad importante de petróleo comercializable en la zona, lo cual significa que de ser explotadas las ganancias serían más que considerables. Esto imprimió un nuevo rumbo en las negociaciones bilaterales. “Lo único que podría darle a la zona un mayor valor estratégico serían grandes hallazgos de petróleo explotable…”.
Por otro lado, del libro Malvinas y Petróleo surge lo siguiente:
Una vez que el crudo malvinense comience a fluir al exterior, el 99,9% de la producción será exportada. Así, las islas Malvinas se transformarán no sólo en una de las principales potencias exportadoras de crudo de América sino del mundo, con niveles de e/p similares a los de Emiratos Árabes Unidos (0,92), Argelia (0,91) y Arabia Saudita (0,78), todos miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
 El escenario económico no contribuye a la ya complicada situación social, algunos números para tener un panorama: el déficit fiscal fue de -5,8 como % del PIB, la deuda es del 91,1% del PIB. Aunque mantienen niveles bajos de inflación. Por consiguiente para el área militar el Reino Unido destino en el año 2013 unos 57.891 millones de dólares, o el 2.5% del PIB. Si comparamos esos números con lo que destina Suramérica (11 naciones) como presupuesto militar, esto representa unos 67.383 millones de dólares (2013). Una sola nación represento el 85% del total de once naciones en lo que respecta al presupuesto militar.

Nota completa: La vocación intervencionista británica: presupuesto militar
Publicar un comentario