Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 30 de noviembre de 2015

Nuestro repudio al editorial del Diario La Nación del 23.11.2015 de título “No más Venganza”

Y el reclamo no se hizo esperar....nuestro repudio tampoco.

En Mendoza, durante la primer audiencia posterior a las elecciones del 22/11/15 los abogados de los procesados por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura empezaron a pedir postergaciones en los juicios, con el insólito argumento del “cambio de signo en el gobierno central que exige analizar cómo se continúa”.

Los querellantes creen que el objetivo no es sólo dilatar, sino dejar fuera de la escena de alegatos a las querellas de las secretarías de Derechos Humanos de Nación y de Provincia, cuyas presencias se extiende, de momento, sólo hasta fin de mes.

Para muestra sólo hace falta un botón, por eso pedimos celeridad en las causas y no complicidad con los que perpetraron los crímenes más sangrientos de nuestra historia.

Pedimos justicia no venganza.

A continuación, la solicitada realizada por la Comisión por la Reconstrucción por la Memoria de Económicas

Buenos Aires, 30 de noviembre de 2015.

Desde la Comisión por la Reconstrucción de la Memoria de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.B.A., repudiamos totalmente y le decimos NO al editorial que con el título “No más Venganza” publicada el pasado lunes 23 de noviembre de 2015, establece el anhelo de acabar con los juicios a los militares y civiles que participaron de la última dictadura, estableciendo literalmente…“después de que la ciudadanía votara un nuevo gobierno, las ansias de venganza deben quedar sepultadas de una vez para siempre”.

No queremos sepultar con olvido la verdad que surge de la justicia. Los pueblos que olvidan su pasado, que reniegan de la verdad no construyen un sólido porvenir y abren las puertas para nuevas dictaduras.

No es Venganza, es actuar a favor de la Memoria, la Verdad y la Justicia, estableciendo un modelo ejemplar en Latinoamérica y el mundo. 

No es Venganza, es tener presentes las acciones ejecutadas por el Terrorismo de Estado, imponiendo el terror secuestrando personas, torturando, violando mujeres, apropiándose de niños a cuyos padres desaparecían y que hoy a 39 años seguimos buscando junto a las Abuelas de Plaza de Mayo.

No es Venganza es querer saber de nuestros compañeros y familiares, que fue de su vidas y destino. 

Como militantes de Derechos Humanos, creemos en el Estado de Derecho que con garantías de debido proceso y legítima defensa a través de tribunales ordinarios se imputó delitos de Lesa Humanidad imprescriptibles en el mundo, se juzgó y sentenció a parte de los genocidas. 

La utilización planificada y sistemática del terror tuvo como objetivo no sólo acallar la disidencia y la militancia política radicalizada, sino también disciplinar a la clase trabajadora que, a lo largo de las décadas, había acumulado poder político y social e impuesto límites a los beneficios, la autoridad y el poder de importantes sectores de la elite empresarial, los cuales vuelven a tener manejo y acceso a los destinos del pueblo Argentino a partir de las elecciones presidenciales del domingo 22 de noviembre pasado. 

No es Venganza, son convicciones y amor de ex compañeros, de Abuelas, de Madres y de Hijos que no vamos callar en ninguna circunstancia, como citáramos en nuestro documento fundacional por la Memoria hace 17 años, el 27 de marzo de 1998: 

“Sólo habremos cumplido nuestro objetivo, cuando se haga justicia, sin obediencias debidas, puntos finales ni indultos. Cuando sea la voz del pueblo la que escriba la historia, denunciando todo el horror de lo vivido y persistiendo en la búsqueda de esa victoria esquiva que en algún tiempo, en algún lugar, amanece”.
Publicar un comentario