Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

miércoles, 17 de octubre de 2012

En Telam: Destacan la fluidez en operaciones del cambiario.

Buenos Aires, 15 de octubre (Télam).- El economista Andrés Asiaín, profesor de la Cátedra Nacional de Economía "Arturo Jauretche" (de la UBA), destacó la fluidez actual en el mercado cambiario, al precisar que "en la primera mitad de 2012 el Banco Central vendió 74.000 millones de dólares (casi 40% para pagar importaciones), frente a 62.000 millones en enero-junio de 2011". El economista señaló hoy a Télam que "se priorizó el uso de las divisas para importación de insumos y maquinarias indispensables, para el sostenimiento de la producción interna y para el pago de vencimientos de deuda externa". "El sentido principal de las medidas fue contrarrestar la merma en el ingreso de divisas, por la crisis internacional, y evitar que una permanente salida de capitales iniciada en 2007 y acelerada a mediados del año pasado terminara afectando las reservas del Banco Central", interpretó Asiaín. "En definitiva -añadió- lo que se busca es evitar que una desestabilización causada por la demanda excesiva de divisas afecte la actividad económica". El economista consideró además que "al restringir importaciones que compiten con la producción interna, se evita que empresas pequeñas y medianas deban cerrar sus puertas al no poder competir con bienes externos a precio de remate". Sin afectar a destinos como el turismo, las limitaciones en la compra de divisas para atesoramiento, agregó Asiaín, "sólo afectan a la economía en negro, o más bien la encarecen". El economista afirmó que como contracara de ciertos controles en el mercado de cambios, "se preserva el acceso al empleo, el ingreso y el consumo popular". En cuanto a los canales para el ahorro en pesos, el profesor de la UBA remarcó que "los plazos fijos han venido pagando más que el dólar", mientras los bonos públicos nacionales o provinciales "pagan bien en el mediano plazo, más allá de las fluctuaciones". Propuso, no obstante, "trabajar sobre el sistema financiero, para evitar que los bancos paguen tasas bajas por los depósitos de pequeños inversores y presten en condiciones usurarias al consumo de corto plazo".- (Télam) dvs-jgm-mag 15/10/2012 12:57
Publicar un comentario