Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 15 de octubre de 2012

Pintura: EI Cristo de Clarín

El Cristo de Clarín por Rodrigo Lopez (Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche)
Una pintura popularizada recientemente es la restauración del “Cristo de Borja”, el “Hecce Homo” arruinado por una entrañable vieja en un pueblo de España al intentar restaurarlo. Dicho suceso acaso represente la materialización de una de las peores pesadillas en el mundo del arte: el vandalismo brutal y grotesco de una pintura clásica. Pero lo que parecía una herejía, al poco tiempo mostró ser un detonador muy positivo para ese pueblito de Borja. Un cuadro opaco, monocorde, que pretendía soberbiamente ser la reproducción realista de un Dios hecho hombre, fue desplazado por una intervención infantil, mejor dicho, anciana. Lo curioso es que la población y la comunidad del arte lo encontraron más interesante, tal vez porque razones estéticas, - se parece al grito de Munch o una obra de Basquiat- o simplemente porque representa mejor el mudo que vivimos, un atentado contra la hipocresía de un arte insípido, contra la solemnidad del arte académico y religioso de un hasta ahora pintor tan ignoto como la vieja. La academia y los mecenas del arte le hubieran caído con todo a la autora de tamaño sacrilegio. Pero rápidamente afloró de todo el mundo un masivo apoyo y solidaridad con la vieja que nos mostró el rostro más humano de Cristo. Como dijo Pilatos, “Hecce homo”, “Este es el hombre”! Y el nuevo Jesús no es ese hombre caucásico, europeo, blanco del cuadro original. Es una cara deformada, con una expresión facial muy tosca, de tez bronceada, como los trabajadores de todo el mundo. No mira al cielo como el Cristo de Borja, mira para el costado, a sus semejantes. No aprieta los labios como la Mona Lisa, no murmura a entre dientes, sino que abre la boca y se hace oír. Algo parecido le va a pasar a los medios de comunicación visuales en la argentina que concentra el grupo Clarín, quien pretende ser la reproducción de la verdad revelada, el vivo calco de esta nueva deidad “la libertad de expresión”. El logo de Clarín sería la Verdad hecha hombrecito a imagen y semejanza. Pero el sermón de estos falsos profetas que se hacen llamar “periodistas independientes”, que a fin de mes cobran el diezmo para repetir siempre los mismos salmos de la biblia de Magnetto no van a ser crucificados el 7D.
Clarín quiere montar su vía crucis, un auto calvario haciéndose el sota azotado por el gobierno. El santo sudario seguirá reproduciendo la misma silueta en tinta roja. TN no va a resucitar porque no va a morir. No está en peligro la libertad de expresión, ni los puestos de trabajo de los periodistas. Al contrario, se multiplicarán los panes y los micrófonos para todo y todas.
El 7D Clarín lo pinta como un día catástrofe, una nueva profecía maya, el diluvio universal. Pero en realidad será un cambio sumamente positivo, ese día se abrirán las aguas para liberar al pueblo del faraónico multimedio!
Le vamos a cambiar la cara a los medios masivos de comunicación, concentrados en la corporación de los profetas del odio. La sociedad masivamente espera una nueva era, donde tenga mayores fuentes de información y comunicación. El 7D agarremos los micrófonos como la vieja los pinceles. Resistamos la restauración conservadora de los mecenas de los medios!

Por una América Latina Justa, Libre, Soberana e Informada!
La vieja ve los colores!

Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche
Publicar un comentario