Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 2 de diciembre de 2013

En Tiempo Argentino: Aportar alimentos baratos y divisas.

Por Nicólas Zeolla.

Ya desde principios del siglo XX el valor agregado de la producción industrial era mayor que el del sector agropecuario en la economía nacional, tendencia se profundizó con el proceso de industrialización por sustitución de importaciones.
En la actualidad, la actividad agropecuaria sólo genera un 8% del valor agregado total de la economía y un escaso 6% del empleo registrado. Sin embargo, al analizar las exportaciones un 40% corresponden al sector cerealero y oleaginoso (principalmente el complejo soja).
La alta productividad del campo argentino es lo que le permite vender su producción en el mercado internacional a precios más bajos que los de la industria y es lo que define el desequilibrio estructural de la economía nacional.
Este es el marco de la actividad en la actualidad. En cuanto a la coyuntura, según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) para la campaña 2012/2013 la producción de soja aumentó un 19% debido a la expansión de la superficie sembrada y los rindes.
Sin embargo, cierta especulación con parte de la cosecha y el menor procesamiento de la industria oleaginosa (harinas y pellets) hizo que las divisas liquidadas hayan aumentado sólo un 2 por ciento.
 
Publicar un comentario