Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

jueves, 5 de febrero de 2015

En CBA24N: "Los acuerdos con China dan oxígeno a la economía argentina"

El economista Andrés Asiain destacó los tratados bilaterales firmados. Sin embargo advirtió: "Hay que ver la letra chica".

La delegación argentina cerró este jueves la gira comercial por la República Popular China con un saldo de 22 acuerdos bilaterales de gran relevancia.

Entre los acuerdos más importantes se destacan el de la concreción del proyecto de las centrales hidroeléctricas Kirchner-Cepernic; la construcción de dos centrales nucleares; cooperación espacial; la llegada de la televisión estatal china a la Argentina; minería; y emprendimiento de energía eólica; entre otros proyectos.

Andrés Asiaín, economista director del Centro de estudios Scalabrini Ortiz, explicó que los acuerdos con China se dan en un contexto donde el país asiático tiene cada vez más importancia en distintos espacios económicos del mundo, y particularmente en nuestro país y América Latina.

Tanto ha crecido el intercambio comercial entre ambos países, que China ha pasado a ser el segundo socio comercial de la Argentina y ahora se pretende reforzar esa relación comercial con inversiones extranjeras.

"Frente a una coyuntura cambiaria complicada, esto da un poco más de oxígeno y mayor margen de maniobra en el corto plazo", destacó Asiaín en diálogo con el programa Mirá quien habla de Radio Universidad.

El profesor de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) explicó que los acuerdos se dan en un contexto argentino complicado, ante la dificultad para buscar financiamiento internacional en los mercados financieros más vinculados a Estados Unidos y Europa, por la posición de los fondos buitre y el juez neoyorkino Thomas Griesa.

"Es una fuente alternativa de divisas para evitar una negociación desesperada, que puede implicar concesiones peligrosas para la soberanía nacional", valoró.

Sin embargo, advirtió que será importante ver la "letra chica de la implementación" para que se beneficie también la producción nacional.

"El problema más grande es que los chinos, como cualquier país del mundo, te prestan dinero pero cuando tenés que importar productos le tenés que comprar a ellos. Todavía no se conocen las condiciones pero hay que ver cuánto de producción nacional estará incorporado en las diferentes obras que se encaren. Esa es la cuestión más profunda de la discusión, que se verá finalmente en el detalle", concluyó. 

AUDIO COMPLETO AQUÍ
Publicar un comentario