Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 17 de junio de 2013

En el suple económico (Tiempo Argentino): El campo impone un lockout a pesar de los altos precios y la cosecha récord.

Las medidas implican la no comercialización de granos y, por lo tanto, el no ingreso de divisas en una muestra de que buscan presionar al gobierno y al mercado de cambios en favor de una devaluación. 

Un análisis de su aporte a la estructura tributaria.
Un estudio realizado por el economistas Nicolás Zeolla de la Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche señala que la rentabilidad de los propietarios de los campos "se ha incrementado en un 260% desde la salida de la convertibilidad, resultado de la expansión de la frontera agrícola y la valorización de las tierras". Además, asegura, el beneficio percibido por los productores de los principales granos que se cultivan en el país -trigo, soja, maíz y girasol- aumentó 7,3% desde 2007, luego de las "súper ganancia" de 82,9% que obtuvo el sector, siempre en dólares.
Otro estudio de la misma Universidad pero a cargo de Andrés Asiain recuerda que, en el primer trimestre de 2001, el precio internacional de la soja rondaba los 190 dólares por tonelada, que al cambio de la convertibilidad y con retenciones del 5 por ciento daban al productor unos 181 pesos. En la actualidad, descontando las retenciones del 35 por ciento y al cambio oficial, da un valor de 1755 pesos por tonelada. Ello implica un incremento de casi el mil por ciento en el precio que recibe el productor por tonelada mientras que los precios al consumidor aumentaron –según índices provinciales– entre 490 y 530 por ciento.
Luis Etchevere, presidente de la Sociedad Rural Argentina, para justificar la medida aseguró que el sector aportó 69 mil millones de dólares en concepto de retenciones a la exportación en los últimos diez años. Un informe elaborado por Ernesto Mattos, del CEMOP, y que lleva el título de "Las corporaciones agrarias y la presión tributaria", indica que el aporte realizado a las arcas del Estado por el sector representa menos de la mitad de los aportes por seguridad social que alcanzaron la cifra de 147 mil millones de dólares en el mismo período. En su análisis de la estructura tributaria el informe muestra la evolución de los aportes al fisco que realizan los diferentes sectores. En el año 2001 el mayor aporte a la recaudación fue el que se denomina impuestos "internos sobre bienes y servicios", que representaba un 46% del total e incluye los impuestos que gravan a las bebidas, cigarrillos, energía, combustibles, IVA y otros,;impuestos al consumo que pagan los asalariados. En segundo lugar se encontraban los impuestos sobre "la renta, las utilidades y las ganancias de capital", por ejemplo personas físicas, corporaciones y otras empresas, que para ese año representaron un 23 por ciento. Mientras que comercio exterior, básicamente derechos de exportación aportó solo un 4 por ciento.
En el transcurso del período 2001-2012, comercio exterior pasa del 4% al 11%, incrementándose sólo siete puntos, mientras que aportes y contribuciones a la Seguridad Social pasan del 18% al 26 por ciento. El informe concluye que "el sector económico que genera la mayor cantidad de divisas a través del comercio exterior es el que menos aporta a la recaudación" y que, tomando en cuenta los datos de recaudación por Impuesto a las Ganancias, el 18% de los trabajadores con altos ingresos (más de $ 8400) aportan más que los agentes que participan en el comercio exterior. 

Publicar un comentario