Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

domingo, 8 de septiembre de 2013

Mito económico (Página/12-Cash): Industria, importaciones, precios e ingresos.

Con el 1 a 1 estábamos mejor.
Por Andrés Asiain y Lorena Putero

No falta en la reunión familiar o la charla entre amigos, el nostálgico de los años noventa que entre comparaciones de precios y el recuerdo de la compra de algún electrodoméstico, termine largando su célebre “con el 1 a 1 estábamos mejor”. La remembranza de aquellos tiempos en que un peso valía un dólar es enarbolada como una crítica por contraste a la economía del presente, donde los precios suben y los productos importados se demoran en la aduana.
Lo que no sabe o quiere saber el apologista del dólar barato es que el 1 a 1 se financió mediante el endeudamiento y la venta de empresas que sólo excepcionalmente se utilizaron para financiar inversiones en sectores que sustituyeran importaciones o expandieran ventas externas. De esa manera, no se incrementó la capacidad de generar dólares para repagar las deudas, ni cubrir los intereses o la remisión de utilidades. Por el contrario, se postergaban los vencimientos y remisiones con nuevo endeudamiento y venta de empresas, que terminó en una corrida cambiaria, devaluación y cesación de pagos de una deuda que aún hoy, fallo Griesa mediante, no se termina de regularizar. Así, pese a lo que diga la dupla Menem-Cavallo, la devaluación y crisis de 2001-2 no fue un proceso independiente de la convertibilidad, sino su consecuencia.

Publicar un comentario