Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 6 de enero de 2014

En el Suple-Eco (Tiempo Argentino): Déficit fiscal: 30 años de democracia.

Para muchos economistas tanto la emisión como el déficit fiscal han sido los culpables no sólo de la inflación galopante sino también de todos los males argentinos. 

Por Ernesto Mattos.

En el periodo de convertibilidad el déficit fiscal como porcentaje del PIB, fue en promedio, superior al -2,6%, con picos del -5,6% en el año 2001. De ello se desprende una pregunta ¿Cómo podría convivir un déficit por encima de los -3% con una tasas anuales de inflación casi nulas? Será que la simple causalidad se refutaba por si misma.
De 21 de los 30 años la Argentina ha convivido con déficit fiscal, salvo en dos ocasiones: un año de superávit fiscal (1993) y seis (2003-2010); los años posteriores a 2008 muestran una fuerte reducción de superávit fiscal hasta el año 2011 (-1,7%), 2012 (-1,2%) y 2013 (-2,2%) que son negativos. Pero estos saldos negativos coinciden con un momento crítico del sistema capitalista que hizo implosión en 2008. En este sentido el efecto indirecto de la crisis no afectó en demasía el desenvolvimiento económico argentino, pero sí se hizo necesaria una fuerte inversión pública y una contención social (subsidios sociales y económicos) que tuvieron como consecuencia mantener una tasa de desocupación, finalizando el 2013, del 6,8%. 

Nota de opinión completa: Déficit fiscal: 30 años de democracia.
Publicar un comentario