Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 20 de enero de 2014

En Tiempo Argentino: impactaría en el fisco e incrementaría los precios relativos de los alimentos.

Por Nicolás Hernán Zeolla.


En el transcurso de esta semana se conoció un proyecto que propone una disminución en las alícuotas de derechos de exportación que pagan un conjunto de productos agropecuarios.
Esta idea es impulsada por la fuerza opositora que lidera el ex-intendente Sergio Massa en acuerdo con la SRA y las organizaciones de las patronales agropecuarias que integran la Mesa de Enlace. La presentación propone disminuir de 20% a 10% los derechos que paga el maíz, de 32% a 16% el arancel para el girasol, un recorte de 5% para todas las exportaciones de carne bovina, la eliminación completa de los aranceles al trigo (hoy día se reintegran mediante un fondo fiduciario a los productores) así como las licencias ROE de supervisión sobre las exportaciones que instrumenta el Ministerio de Agricultura, que son las que garantizan los cupos de producción con destino al mercado interno.
Esta modificación en la estructura arancelaria tendría una serie de consecuencias para el conjunto de la economía nacional, cuyo impacto directo sería el fiscal, a la vez que estaría acompañado por la modificación de la estructura de precios relativos de los alimentos en el mercado interno. En términos fiscales, el impacto sería sustancial. Según se puede estimar a partir de las previsiones de precios, superficie sembrada y rindes para la próxima cosecha 2013/14 que realiza el Ministerio de Agricultura y la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, solamente por la modificación de los derechos de exportación en los granos y oleaginosas se estaría desfinanciando al Estado Nacional en más de $ 2706,3 millones ($ 2515 millones en maíz y $ 190,6 millones por girasol), un equivalente a un 5% de la recaudación anual total por derechos de exportación. A esto debería sumársele la pérdida de los derechos a la exportación de carne junto con el resultado de la administración del fondo de reintegro de retenciones a los productores de trigo. A su vez, la baja en las retenciones generaría un efecto "dolarización" de la canasta básica.

Nota completa: Impactaría en el fisco e incrementaría los precios relativos de los alimentos.
Publicar un comentario