Nuestro objetivo:

La cátedra nacional de economía política Arturo Jauretche busca recuperar la experiencia de las Cátedras Nacionales de los años setenta para pensar en clave nacional los grandes problemas económicos del país.

Visitas en total

Buscar dentro de la página:

Translate

lunes, 26 de agosto de 2013

En el Suple Eco (Tiempo Argentino): Hay presión de sectores concentrados.

Por Agustin Crivelli.

En Brasil la desaceleración del crecimiento y la reducción del superávit comercial están provocando un aumento de las presiones y esfuerzos para impulsar el comercio exterior con los países centrales.
En la actualidad una de las problemáticas centrales reside en que China, el principal socio comercial de Brasil, importa mineral de hierro y soja, pero a cambio inunda al país con productos importados baratos. La relación con China provocó importantes fracturas dentro de los sectores exportadores: mientras que aquellos que se dedican a la agroexportación y a las actividades extractivas mineras se han visto enormemente beneficiados, los sectores industriales muestran una relativa alerta, y se proponen diversificar los vínculos comerciales.
En este contexto no son pocos los sectores industriales concentrados que presionan al gobierno de Dilma Rousseff, haciendo foco especialmente en la crítica al Mercosur y a la relación con la Argentina (especialmente en lo que refiere a la política de protección frente a las importaciones).
No obstante no debe perderse de vista que existen diversas posiciones no sólo entre los empresarios, sino también entre distintas oficinas gubernamentales. Marco Aurelio García, principal asesor de política externa de la presidenta Dilma Rousseff (cargo que también ocupó durante la gestión de Lula), continúa afirmando que la alianza regional es central para la política exterior brasileña, y que su participación en los distintos ámbitos del escenario internacional no se contrapone con ello.

Nota completa: Hay presión de sectores concentrados.
Publicar un comentario